Lunes, 06 Marzo 2017 22:47

Falta de estiramiento provoca inflamación de la planta del pie

México (Notimex).- Al menos 30 por ciento de la población mexicana padece fascitis plantar, es decir, una inflamación del tejido grueso en la parte inferior o planta del pie por la falta de estiramiento al caminar o al practicar ejercicio.

La especialista adscrita al Servicio de Ortopedia y Traumatología del Hospital General de México María del Carmen Ruiz advirtió que esta enfermedad puede volverse crónica, en caso de no ser atendida en forma adecuada.

La fascia plantar es una banda de tejido elástico que suele extenderse desde el talón y conecta el calcáneo con los dedos a través de la zona metatarsal. “Se encarga de dar la forma al arco de esta extremidad”, explicó.

Señaló que esta estructura tiene una función esencial en el caminar, pues es una de las principales responsables de mantener el arco plantar y de absorber y devolver la energía producida cuando el pie impacta contra el suelo.

Además, indicó en un comunicado, protege los metatarsianos al evitar exceso de flexión de los dedos.

Abundó que la lesión es la más común entre los deportistas y se desarrolla sobre todo en corredores de fondo o jugadores de baloncesto por hacer largas carreras sobre una superficie irregular.

La doctora precisó que el problema afecta a hombres y mujeres, en particular a adultos jóvenes que comienzan a practicar ejercicio sin calentamiento o estiramiento previo, y a partir de los 45 años de edad.

Los síntomas de la fascia plantar o aponeurosis son calor, hinchazón y es dolor en toda la planta del pie, aunque en algunas ocasiones puede presentarse con más intensidad en el talón porque en esa zona suele estirarse y llega a confundirse con un espolón calcáneo.

Para evitarla, recomendó utilizar zapatos cómodos de suela de goma o tenis adecuados y evitar los de tres milímetros de grosor, mejor conocidos como flats, además de realizar estiramientos en todo el cuerpo antes de comenzar algún ejercicio.

Explicó que los flats son inadecuados porque es más la carga de peso que se ejerce en el pie, debido a la falta de amortiguamiento, y al usarlos es preferible colocarles una plantilla de gel-silicón para mejor impacto.

Añadió que la patología puede prevenirse, pero debe ser atendida de manera oportuna o, de lo contario, con los años aparecerán complicaciones como dolor de rodillas y cadera, desgaste articular prematuro o deformidades en los pies.

Visto 176 veces
EDICION IMPRESA